Hoy hablamos de la ortodoncia invisible para la corrección de malposiciones dentales, la cual no es importante no sólo por estética sino para mejorar las funciones de relación entre dientes, fuerzas de masticación, articulación temporo-mandibular…

Hay distintos tipos de ortodoncia, los cuales cada uno tiene una función y objetivos distintos.

La ortodoncia invisible o transparente, en la que nos vamos a centrar hoy, es una alternativa eficaz y efectiva a la aparatología fija, como son los brackets.

Consiste en una serie de alineadores transparentes realizados a medida para el paciente, que se cambian cada cierto tiempo indicado por el ortodoncista. Cada uno de ellos sigue una secuencia de fuerzas programadas para realizar movimientos que se determinan en una planificación previa al tratamiento.

Características de los alineadores:

Están realizados de un material plástico y están fabricados a medida del paciente .

Protocolo de tratamiento con alineadores transparentes.

Antes de iniciar el tratamiento de ortodoncia, es necesario un estudio y evaluación previos por parte del ortodoncista para determinar si el caso es viable con este tipo de aparatogía.

Es posible que se precisen de pruebas radiológicas como una ortopantomografía y/o telerradiografía antes de comenzar el tratamiento.

Una vez aceptado el presupuesto y plan de tratamiento, debe realizarse una visita (con una duración de 20-30 minutos) de toma de registros que consiste en la realización de fotografías extraorales e intraorales.

Además, deben realizarse impresiones de PVS o silicona o un escaneado intraoral que realice una proyección 3D de la boca del paciente.

Cuando se obtienen todos estos registros, se envían para proceder a la fabricación de los alineadores.

Pasados aproximadamente 7-10 días desde la toma de registros, se realiza otra visita donde se organiza el plan de tratamiento y duración aproximada de la ortodoncia invisible. El paciente visualiza en el ordenador una simulación del progreso y la evolución del tratamiento de su boca desde el principio hasta la finalización del tratamiento. En esta cita también se conoce el número total de alineadores que serán necesarios durante todo el proceso y si precisará y cuándo de complementos como ataches, botones, elásticos, etc.

Cuando se reciben los alineadores en 3-4 semanas aproximadamente, se programa otra visita para la entrega. La cantidad de alineadores que se entreguen será según el ortodoncista considere que desea realizar la primera revisión y entrega de nuevos alineadores. Normalmente corresponde a 4-6 semanas.

Es posible que en esta primera cita de inicio del tratamiento o en alguna etapa más avanzada sean necesarias algunas técnicas auxiliares de apoyo al tratamiento:

-Ataches: Son unos discretos relieves de composite, del color del diente, que se adhieren a la superficie de algunos dientes para ayudar a realizar movimientos.

-Botones: Son pequeñas bolitas de metal o transparentes que se colocan, sobre todo en zonas posteriores, para poder sujetar elásticos que corrigen la mordida.

-Microtornillos: En ocasiones es necesario realizar algún movimiento extra que no es suficiente con la fuerza de los alineadores. El microtornillo es, como su nombre indica, un pequeño tornillo que va insertado en el hueso y sirve de sustento para realizar movimientos que precisan de más fuerza.

-Cadenetas, elásticos…

El cambio de cada alineador se realiza según indicaciones del profesional. Puede ser semanalmente, cada 10 días, cada dos semanas…

Durante el proceso de la ortodoncia invisible, se va comprobando que los movimientos coinciden con los previstos en la simulación.

Entregados todos los alineadores, el ortodoncista puede dar por finalizado el tratamiento o, por otro lado, puede proponer un refinamiento, en el cual el paciente precise de ligeros movimientos con algunos alineadores extra para finalizar el tratamiento correctamente.

Instrucciones de uso

-Portar los alineadores al menos 22 horas al día.

-Quitar sólo durante las comidas y bebidas que no sean agua.

-Mantener siempre un alineador anterior por arcada al actual por si se pierde o rompe.

-Limpiar con un cepillo, agua fría y jabón. No usar agua caliente, ya que puede deformarlo.

-Evitar fumar con los alineadores puestos, ya que puede teñirlos.

-Al hacer cambio de alineadores, debe conservarse siempre el par anterior por si se perdiera, rompiera o no ajustara el actual.

Ventajas

-Es el tratamiento de ortodoncia más estético, ya que no se ven elementos metálicos como los brackets.

-Fácil de quitar y poner por el paciente.

-Facilita la limpieza de los dientes, ya que no existen zonas retentivas donde se acumule la placa. Por tanto, disminuye la aparición de caries o gingivitis.

-Se evita la aparición de rozaduras, enganche de alambres en la mejilla, etc.

-Los movimientos de los alineadores son graduales y ligeros, por lo que se evitan dolores por fuerzas grandes como los causados por los brackets.

Inconvenientes

-Se precisa de colaboración por parte del paciente, ya que se precisan de al menos 22 horas diarias con los alineadores .

– Puede extraviarse algún alineador, romperse o modificarse si el paciente no sigue los cuidados óptimos. En cualquier caso, debe ponerse el alineador anterior e informar a la clínica para solicitar el alineador perdido o roto.

-De coste más elevado.

-Limitaciones a la hora de realizar ciertos movimientos.

No dudes en consultarnos todo lo que precises sobre la ortodoncia y tras una valoración y estudio, te proporcionaremos las opciones de tratamiento que se adaptan a tus necesidades.

En la clínica dental Miguel Gilabert, miramos por tu salud y tu mejor sonrisa.

Comparte el post: