Los implantes dentales su colocación es un tratamiento quirúrgico que requiere de una planificación con un estudio previo con radiografías y TAC y mucho cuidado y precisión en el proceso de colocación.

Tan importante es el día de la cirugía de implantes como los días posteriores a su colocación.

Un implante dental está fabricado con materiales biocompatibles con el tejido tanto blando (encía) como duro (hueso).

La función de un implante es reproducir la raíz de un diente perdido o ausente y añadir una prótesis para recuperar la función de uno o varios dientes.

Desde la colocación del implante deben pasar varios meses de osteointegración (correcta adhesión del implante al hueso). Esto supone hacer un buen mantenimiento diario en casa para asegurar el éxito del implante.

Postoperatorio de cirugía de implantes dentales

Tras el proceso de colocación de implantes dentales, deben seguirse unas pautas para minimizar los dolores o molestias y evitar riesgos de sangrado y rotura de puntos.

Comprimir la zona de la cirugía con una gasa durante al menos 30 minutos. Si continúa el sangrado, comprimir durante más tiempo. Si pasadas dos horas tras el tratamiento no cesa el sangrado, debe comunicarse de inmediato.

Tomar la medicación recetada por el odontólogo. Normalmente, tras la cirugía se receta un antibiótico y un protector. Además, para paliar molestias y evitar inflamación, se combinan antiinflamatorios y analgésicos. También puede aparecer fiebre y dolor, que serán tratados con los medicamentos recetados.

-Después de la cirugía es posible que la zona tratada sufra hinchazón, en ese caso es recomendable la aplicación de frio en la zona afectada.

-En el mismo día de la intervención se aconseja no consumir alimentos hasta pasado el efecto de la anestesia. Tras este tiempo, debe seguirse una dieta blanda con alimentos y bebidas frías o a temperatura ambiente. Continuar con la dieta blanca hasta que lo indique el odontólogo o hasta la retirada de los puntos.

Evitar fumar y consumir alcohol. El consumo de estas sustancias implica añiadir riesgo para el fracaso del implante o retrasar la cicactrización de éste.

Elevar la cabeza respecto al resto del cuerpo mientras se está tumbado. Realizarlo sobre todo las primeras horas tras la cirugía.

-El día de la intervención no deben realizarse enjuagues ni con colutorios ni con agua por riesgo a desprender el coágulo formado en la zona tratada.

Pasadas las primeras 24 horas, debe cepillarse la zona tratada con un cepillo extra suave o quirúrgico y se realizarán enjuagues con clorhexidina o con agua tibia y sal.

No realizar actividades que requieran de esfuerzo ni deporte durante al menos una semana o hasta recomendación del odontólogo.

No morder objetos ni tocar la zona afectada con los dedos, ya que puede producirse una inflamación.

Consejos para el cuidado diario de implantes

Para que la cirugía de implantes sea un éxito, no sólo hay que cumplir las pautas de los días posteriores a la intervención, sino que hay que prestar especial atención al cuidado diario de la zona. Si realizamos un buen mantenimiento diario podemos alargar la vida del implante en boca.

Mantener una higiene oral adecuada diariamente. Cepillar los dientes al menos dos veces al día con un cepillo manual o eléctrico. Cuando la zona esté cicatrizada cepillar con normalidad para eliminar la placa que pueda retenerse entre la corona y el pilar del implante.

Además, pueden utilizarse complementos en la higiene como cepillos interproximales para limpiar alrededor de la corona y el pilar. Así como realizar enjuagues diarios para distribuir con facilidad flúor por todos los huecos de los dientes.

Seguir una alimentación equilibrada. Una dieta basada en verduras, carnes, pescados, lácteos, etc., siempre será más beneficiosa que una alimentación con exceso de azúcares e hidratos de carbono, ya que favorecen la acumulación de placa y bacterias capaces de iniciar el proceso de gingivitis y periodontitis.

-Reducir consumo de bebidas alcohólicas y tabaco. El consumo de estas sustancias multiplica el riesgo de padecer enfermedad periodontal, lo cual perjudicaría la estabilidad de los dientes y los implantes dentales.

-Acudir a revisiones periódicas a la consulta. Es muy importante que, además de seguir todos estos consejos, haya un control rutinario por parte del odontólogo haciendo exploración, radiografías…para controlar que el implante esté bien integrado en el hueso y evolucione favorablemente.

En la Clínica dental Miguel Gilabert te informamos de todas tus dudas. No dudes en pedir cita para evaluar tu salud bucal. Te daremos las soluciones que mejor se adaptan a tus necesidades.

Comparte el post: